El diluvio que puso brillo y luz en una noche de otoño


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. Amaneciendo temprano y preparando un desayuno saludable para empezar el día.

Una mañana que ha amanecido fresca y con bastante viento. Lo sé porque desde mi cama se oye la veleta.

Sí. Esa que te marca el rumbo a seguir y que tiene forma de cigüeña. Desde ahí puede contemplar un paisaje maravilloso.

Hoy he decidido cambiar la foto por un vídeo. Quiero que veas como estaba la Plaza Mayor a última hora. Minutos antes del toque de queda.

Brillaba con luz propia. Eso sí. Caían chuzos de punta. No había demasiada gente, pero no es mal sitio para terminar la jornada antes de retornar a casa a las 10 de la noche.

Es 9 de noviembre. La Almudena. Festivo en Madrid. Aquí no. La ciudad ya lleva funcionando unas cuantas horas, como es lógico y normal.

Habrá que preparar la bufanda y el paraguas por si decidimos salir a dar una vuelta, aunque con este tiempo, lo mejor es estar en casa preparando comiditas ricas y dulces tradicionales.

Recuperando esas buenas costumbres que perdí y que me apetece volver a hacer.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s