Una tarde con la entrañable Mafalda en un parque de Oviedo


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. Acabo de saludar a mi querida Mafalda. Está en un parque de Oviedo, una de esas ciudades que tantas cosas bonitas te evocaban.

Vetusta. En una tarde de sol, de paz. Mafalda está con su vestido rojo. Sentada en un banco. Sonríe.

Hace poco tiempo que se quedó huérfana, pero siempre tiene cientos de visitas de gente que quiere hacerse una foto.

Y cuando la miran, ella también les sonríe. Quizás esté esperando un algodón de azúcar del puesto que hay cerca del parque.

No creo que a nadie se le ocurra llevarle un plato de sopa, aunque ya sabes que siempre habrá alguien dispuesto a ofrecérselo.

Ella inspira mucha simpatía y enfatiza rápido con sus visitantes.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy, que ya es tarde y tengo que finalizar el día de la mejor manera posible. Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s