Las melancólicas mañanas entre árboles y hojas caídas


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Espero que bien. Yo sentada en un banco viendo pasar otro día más.

Sigue leyendo “Las melancólicas mañanas entre árboles y hojas caídas”