El mail que me dio la mayor alegría de mi nueva vida sin ti


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Ha sido un día sobre ruedas. Literalmente. De esos que te encantaban a ti.

12 de septiembre. Y aquí seguimos. Esperando con paciencia a que todo esto pase. No te voy a decir que no me da nostalgia. Bastante de hecho. Hace un año recibía el mail que más ilusión en muchos años.

La directora de 20 minutos me comunicaba que era finalista de los Premios 20Blogs por http://www.ellazarillodeojosgrises.com.

Entonces lloré. De felicidad, de emoción, de orgullo, de satisfacción personal. Creo que nunca un correo electrónico me había hecho tanta ilusión, la verdad.

Era el reconocimiento a un proyecto que se empezó a forjar al mes de tu muerte y fue tomando cuerpo día a día. No niego que en ocasiones me costaba hacerlo, pero también fue una forma de superación personal para mí.

En algunas ocasiones no me sentía capaz, pero respiraba hondo, cogía impulso y me ponía a escribir.

Tenía una meta muy clara: ganar. Y no por el hecho de subir al escenario, sino por rendir el tributo que te merecías.

Fui corriendo a decírselo a mamá. Se puso más nerviosa que yo. Nos abrazamos. Todo eran preguntas. Y, además, sin una respuesta clara. Era su primera vez y la cuarta para mi.

Supongo que, como siempre, lo celebraríamos con una copita de cava o con un refresco. Lo importante era brindar juntas por este reconocimiento tan importante para mí.

Exactamente pasaron 3 semanas hasta que llegó la gala. Muy intensas, lógicamente. Con mariposas en el estómago y las emociones a flor de piel.

Me hubiera gustado repetir, pero este año no va a ser. No por falta de ganas. Al contrario. Lo haría una y mil veces, pero creo que será para el 2021 cuando de mi cabeza brote otra idea con la misma seguridad que surgió la otra

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s