El primer aniversario de la publicación de ‘La Campana del Carnaval


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Hoy es un día muy especial para mí. Hace justo un año que recibía una llamada de la Diputación de Salamanca. Pensaba que era una visita de las muchas que hice a lo largo de los 7 meses anteriores.

Pero no. Cuando llegué me esperaba la más maravillosa de las sorpresas que me iba a traer 2019.

Tu libro, ‘La Campana del Carnaval’, por fin era una realidad. Qué algarabía. Qué momento tan bonito. No te podría describir la cantidad de sentimientos que se agolparon en mi cabeza.

Era la bienvenida a un nuevo ‘hijo’ de la familia Carnero. No recuerdo si aquel día salimos a celebrarlo, pero hoy habrá que hacer un brindis, aunque sea casero, para conmemorar esa fecha tan señalada.

Un brindis por ti, por la maravillosa pluma que tenías, por la ilusión que ponías en cada historia que escribías, a sabiendas de que era complejo que viera la luz.

Un brindis por la vida, porque seguimos adelante, por los que se fueron, por los que estamos aquí luchando por sobrevivir a esta película de terror llamada ‘coronavirus’, que nos ha trastocado la existencia a todos.

Unos lo llevan mejor y otros peor, pero es lo que toca. Así que ajo, agua y resina.

Es casi la hora de la siesta. Mis ojos comienzan a cerrarse. Quizás quieran descansar un rato, pero yo no. Prefiero hacer mil cosas y no parar.

Por cierto, antes de que se me olvide. Anoche a última hora, me enteré de que había muerto Pepe Pedreira. Otra noticia que te deja un poco tocada. Pero sin duda hoy, me quedo con lo bueno.

Con ese aniversario que prometo festejar. No sé ni la hora ni el lugar, pero algo habrá que hacer.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy, que me está entrando una modorrina… ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero!❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s