Los eternos días de agosto al son de las relajantes gotas de lluvia


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Hoy ha amanecido un día un poco extraño. Amenazaba lluvia y, al final, han caído cuatro gotas.

Sigue leyendo “Los eternos días de agosto al son de las relajantes gotas de lluvia”