Los inscripciones empedradas que inspiraron las más bellas crónicas sobre Salamanca


¡Hola, papá! ¿Qué tal estás? ¿Y mamá? Yo en Salamanca. Todo tranquilo. He recuperado la buena costumbre de
madrugar y dar un paseo matinal aprovechando la fresca.

Ya es 13 de julio. Justo se cumplen 23 años que el país se paralizó por la muerte de Miguel Angel Blanco. Aquel secuestro que tuvo en vilo al país durante los eternos días de espera.

Conmoción total en España y también en el extranjero. Angustia con algún margen de esperanza de que todo fuera el mal despertar de una pesadilla que nos tuvo en vela durante interminables jornadas de informativos.

Recuerdo que ese día me dormí la siesta. Esperando que al abrir los ojos tuviera un final feliz, pero no. El peor de los pronósticos se confirmó en pocas horas.

Las manos blancas llenaron las calles y los corazones de todos. Y 23 años después se ha guardado un minuto de silencio para recordar su memoria.

En ese reconfortante caminar matinal, he querido hacer una breve parada en la Plaza Mayor, en el soportal donde está la inscripción que te inspiró ‘Aquella cigüeña tempranera’.

Al sacar mi móvil para hacer la foto, algunos turistas que pasaban por allí recalaron en la inscripción. Y no pudieron ocultar su sorpresa. Son tantos los lugares apenas conocidos de esta ciudad…

A primera hora aún se podía pasear un rato, pero ahora mismo hace tanto calor, que no apetece demasiado salir a la calle. Mejor en casa con una botella de agua fresca.

Con la celeridad que escribo en ocasiones, se me olvidó decirte que murió Alvarita, la íntima amiga de tu hermana.

Hacia mucho que no la veía, pero parece ser que tuvo Alzheimer y la encontraron sin vida en su casa.

Te quería mucho, papá. Te llamaba ‘Achi’, tu mote desde que eras un bebé.

Ya era mayor, pero parece que una nunca se acostumbra a estas noticias.

No sé, peque. Es tarde ya y quiero empezar a preparar otros textos y temas antes de que finalice este lunes, inicio de una nueva semana de calor fuerte.

Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s