Mañanitas de domingo de relajante paseo entre flor y piedras doradas


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Dicen que las mejores historias se escriben en lugares donde nace la inspiración.

Hoy sí me he levantado temprano y desde el Huerto de Calisto y Melibea escribo este post.

Cobijada a la sombra de los árboles, rodeada del ruido de la naturaleza, contemplando la hermosura de Salamanca cuando aún el sol no ha hecho su aparición.

Respiro hondo. Es uno de los lugares más tranquilos a estas horas cuando la mayoría de la cuidad aún duerme o prefiere quedarse en casa.

Ahí sigue el candado que puse en el pozo. Y ahora escucho una cigüeña que, curiosa ella, ha decidido venir a darme los buenos días y a sacarme la primera sonrisa de la mañana de un domingo que ha empezado con una temperatura muy agradable, que irá subiendo conforme pasen las horas.

Había perdido esta hermosa costumbre matinal. Pero me he dado cuenta que es aquí donde mejor me encuentro.

Ahora seguiré mi caminata un rato más con destino desconocido. Simplemente donde mis pies y mi mascarilla me quieran llevar.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s