Las divertidas vacaciones en Isla Cristina y otro paseo más por la Alamedilla


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Por aquí todo tranquilo. Hoy sí ha tocado paseo y me he acercado a ver a tu amigo, Juan, el vendedor de la ONCE.

Sigue en su puesto de La Alamedilla repartiendo sonrisas, amabilidad y suerte para aquellos que deciden invertir un par de euros para probar fortuna en el juego.

A pesar de que está cerca el día de San Pedro, este año no hay puestos de ajos en la zona del Mercado de San Juan. Y no creo que se pongan de momento.

Ya sabes que con las nuevas normas de seguridad, la venta ambulante no está permitida.

En 1284, en Hamelin, tenía lugar el acontecimiento que dio lugar al ‘Flautista de Hamelin’. ¡Cuántas veces oiríamos de tu voz este y otros cuentos infantiles!

No recuerdo cuál era mi favorito, pero como todos los niños de aquella época, seríamos ‘fans’ de Caperucita, Blancanieves, La Cenicienta…

A dos días del que hubiera sido vuestro 48 aniversario de casados, me vienen muchas anécdotas a la cabeza.

Siempre pensé en cómo sería la celebración de las bodas de oro, pero ahora no es momento para lamentos. Más bien para todo lo contrario.

Es hora de sonreír pensando en aquellas divertidas vacaciones en Isla Cristina donde íbamos los cuatro a disfrutar de unos días de descanso.

Como nunca te gustó meter tu coche en las grandes ciudades, decidiste parar en Mérida antes de emprender rumbo a nuestro destino.

Y cuando salimos en dirección a Sevilla, para evitar atravesar la capital hispalense, te metiste por la sierra de Aracena.

Solo nos faltaron los bandoleros 😂. Menos mal que luego nos compensaron los momentos como las paellas de Arnau o las ocurrencias de Pepe ‘Piticlín’, el aparcacoches del aparcamiento cercano a la casa.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s