La festividad del patrón de Salamanca, el ‘Diario de Ana Frank’ y un paseo virtual por ‘La Fernandica’


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Yo bien. En casa. Pasando el día de San Juan de Sahagún, patrón de Salamanca.

Ha amanecido un día gris, con algunas gotas de lluvia y una temperatura más baja de lo habitual para estas fechas, en las que ya tendríamos que estar disfrutando de una climatología estival.

No hay fuegos artificiales, ni actos festivos presenciales, salvo la misa celebrada en la Catedral.

Otros años, hace muchos ya, estaríamos preparados para ir al Festival de las Hermanitas de los Pobres. ¡Qué grandes momentos vivimos allí!

Era una cita ineludible en nuestro calendario. Pero con la pandemia se complica todo un poco más.

Rebuscando entre mis cosas, encontré una tarjeta de ‘La Fernandica’, en Ledesma. Un lugar al que yo creo que nunca fui, pero que era de tus favoritos. Después, eso sí, de saborear unos deliciosos limones típicos del Corpus.

Allí te ponían tus sopas de ajo, tu bandeja de quesos, un buen vino y un postre casero para rechupearte los dedos.

Me suenan las tripas de pensar en tantos deliciosos platos. Y más después de una hora de ejercicio en casa.

He echado de menos mi paseo matinal, pero ya iremos recuperando la normalidad poco a poco. Quizás mañana vuelva a salir temprano y me daré una buena caminata.

El 12 de junio de 1929 nacía Ana Frank, la niña de origen judío cuya obra póstuma vio la luz tras su muerte y marcó un hito en el mundo de la literatura.

De momento, hoy toca tranquilidad. Un poco de relax después de varias jornadas de no parar.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy, que se acerca la hora del almuerzo y ahora toca un poco de aseo personal tras el ejercicio.

¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s