Un hermoso día de junio teñido de luto por la muerte de Pau Donés


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Yo bien. Dicen que las palabras más bellas surgen en los lugares donde realmente eres feliz. Y creo que aquí lo soy.

Cobijada a la sombra de un árbol. Viendo cigüeñas, respirando aire puro. En soledad. Qué bonito es el silencio a estas horas de la mañana.

Son las 9.20 cuando empiezo a escribir este post y llevo ya cinco horas en pie. Una vez más he recalado en nuestro Huerto de Calisto y Melibea.

Con ‘La Celestina’ mirándome fijamente. Recreando la trágica historia de amor de los jóvenes que dieron nombre a este sitio de referencia para propios y extraños y que ahora mismo está vacío.

Respiro hondo. Aspiro. Inspiro. Cierro los ojos y veo una imagen hermosa de la Catedral de Salamanca.

Hoy es el Día de Internacional de los Archivos. Todas las mañanas paso por el de la Guerra Civil. En ocasiones también lo hago por el de Salamanca, el de nuestro amigo Carlos. Y entonces se me llenan la cabeza de recuerdos.

Tantos y tantos… La ciudad sigue recuperando la normalidad poco a poco, aunque a primera hora del día no había apenas gente por la calle.

Cada vez que paso por la Rúa, me llega un delicioso olor a croissant recién horneado. Mis papilas gustativas se despiertan, pero ahora me estoy cuidando bastante y prefiero pasar de largo.

Acelero la marcha y solo pienso en llegar a nuestro pequeño paraíso. Allí me siento y te cuento mis cositas.

Abro Twitter. Veo que ha muerto Pau Donés, el alma de Jarabe de Palo y de esa canción titulada ‘La Flaca’, que yo creo que todos hemos tarareado alguna vez.

El cáncer otra vez, papá. Una palabra maldita, que siega vidas sin importar edad, sexo ni nada. Tenía 53 años y, como es lógico, ya es tema del momento en España.

Qué duro está siendo este año. Menos mal que ya solo queda la mitad, porque entre el coronavirus y el resto de enfermedades, no hay tiempo para demasiadas alegrías.

No sé, papá. Es todo tan complicado. Nunca me gustaron los años bisiestos, pero 2020 está siendo el peor de todos con diferencia.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s