Domingos de relax pensando en nuestras noches de verano en el ‘Cava Comerón’


¡Hola, papá! ¿Qué tal estás? ¿Y mamá? Yo bien. En casa. Hoy he decidido tomarme un descanso de mis paseos matinales y aprovechar para hacer cosas en casa.

Es un día gris. Tristón… Apenas hay gente por la calle. Anoche pensé comenzar este post, pero al final guardé esos pensamientos para mí.

Otros años por estas fechas ya habríamos inaugurado nuestra temporada de piscina. Estaría todo preparado para empezar una de las etapas más divertidas de cada verano.

Con los dos Manolo, Fidel, Avelino, Mauri, Rosa, Consuelo, Isabel, Ana, Cbaro… Toda nuestra pandilla.

No sé si fue en 2016 cuando hiciste una entrada triunfal en el recinto.

Acababan de arreglar el acceso y no quedó bien señalizado. Ibas con tu gorilla visera, tu bolsa y tus chanclas.

Al salir del vestuario, no me digas cómo, no viste un bordillo y te fuiste de bruces contra el suelo.

Rauda me di la vuelta a buscarte, pero antes de que llegara, ya estaban allí Manolo y Fidel para ayudarme a ponerte en pie.

Fueron unas cuantas rozaduras en las rodillas y después otras tantas horas de risas. Reír. Qué bonita palabra.

Y eso es lo que nos queda. Recuerdos maravillosos y cientos de anécdotas divertidas con nuestros amigos.

Por cierto, anoche vi al ‘esperante’. Supongo que quien lea el blog por primera vez no sabrá quién es. Así que explico la historia otra vez.

Un señor que cada noche, con toda la paciencia del mundo, espera a que baje su novia con el perro durante más o menos 40 minutos. Así lo bautizaste tú y con ese nombre se quedó.

Estaban en la terraza del Toscano, porque el ‘Cava Comerón’ está cerrado y con casi total probabilidad no volverá a abrir sus puertas.

Por allí pasaba a las 21.45 horas tu amigo el señor barrendero, a quien tampoco he vuelto a ver. Debió jubilarse y espero que esté disfrutando de su merecido descanso.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy, que voy a seguir con mis tareas. ¡Cuídate mucho y cuida de mamá! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s