El primer cumpleaños sin mi princesa en un día de sol y calor


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Por aquí todo tranquilo. Hoy quiero dedicarle este texto a mi princesa.

Hubiera cumplido 75 años. Y sí. La echo mucho de menos. Todo el mundo la recuerda con su simpatía, su generosidad, su sonrisa… Tan bonita…

Creo que nunca pudimos encontrar unos padres mejores. Y os fuistéis demasiado pronto. El vacío en el coro es imposible de llenar. Cada rincón de la casa es un recuerdo, un momento, una sensación maravillosa. Me siento la mujer más dichosa por haberos tenido como progenitores.

Hoy no habrá tarta, ni fiesta. Será una comida normal.

A pesar de todo sigo haciendo las cosas que habitualmente hacía con vosotros.

Me gusta pasar por vuestra habitación. Todas las noches enciendo el piloto.

Es como una luz que me guía en esta nueva etapa de mi vida.

La estoy afrontando bastante bien, aunque ahora mismo las lágrimas inunden mis ojos.

Mamá fue muy valiente. Primeriza y trajo una niña de 4 kilos y 600 gramos. Y 27 meses después otra de casi cuatro.

Recuerdo nuestras noches viendo en Instagram a su ‘gordita’ y a Lando Norris, el de gris, porque le costaba pronunciar su nombre.

Nos reíamos tanto… Al final hay que quedarse con lo bueno.

Cuando te fuiste ella se convirtió en mi todo. Ahora tengo el cariño de mis amig@s, de mis tías y de toda la gente que os quería.

La última foto juntas fue el día de la presentación de ‘La Campana del Carnaval’, pero me gusta más la que hicimos en Madrid. En ese momento mágico en el que gané mi añorado premio al mejor blog.

Mamá estaba radiante. Se llevó dos vestidos. Quería estar guapa para su primera alfombra roja.

Y lo consiguió. Estaba radiante. Llevaba un vestido print y su bolsito negro. Se cayó. Y la levantó la entonces ministra María Jesús Montero.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. Dale un beso grande a mamá y un tirón de orejas. Yo os mando uno virtual. ¡Cuidaros mucho! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s