La risa que todo lo cura en un jueves tranquilo de amplia sonrisa


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Por Salamanca todo tranquilo. Hoy no hay sol, pero sí motivos para sonreír. Sonreír. ¡Qué bonita palabra!

Una buena carcajada alivia casi todos los males. Y te aseguro que me río mucho, aunque también existan momentos de melancolía.

Ya sabes que mis días son bastante rutinarios. Desayuno, limpieza, gimnasia, más limpieza, ducha, comida, lectura, pasatiempos, música y un poco de televisión.

Y móvil, por supuesto. Es la única manera que tengo de comunicarme con mis amigos. Hoy estoy cansada. Me he levantado pronto y ha sido una mañana de no parar.

Pero bueno. Cuando miras el teléfono y encuentras algunos mensajes, te da ánimo para continuar en esta incesante lucha que es la vida.

Se nos va abril. Casi sin enterarnos. Alguien se lo llevó, como decía Sabina en aquella canción. A mí me gusta más otra que recuperé hace un par de días. La escribió Tontxu. Se llama ‘Para tocar el cielo’.

Hoy hace 38 años que fallecía Clara Campoamor, una mujer que dejó un sello imborrable en la historia de este país. No hace falta que te cuente más, porque de ella, como de otros tantos, sabías tú mejor que nadie.

Estos días de confinamiento nos están dejando un poco tocados a todos. A pesar de hacer muchas cosas, al final siempre terminas pensando en cómo terminará esta historia.

Parece un cuento surrealista. Solo le pido un final feliz. Para todos, pero especialmente para mi familia y mis amig@s.

Luego habrá que hacer borrón y cuenta nueva. Seguir al lado de los que te apoyaron, te escribieron o te llamaron y dar portazo al resto.

No sabes lo bien que se queda uno cuando cierra etapas y amplía horizontes. Y descubre nuevos alicientes para continuar.

Ahora mismo sigo sonriendo. Mis tripas me anuncian que va siendo hora de preparar el almuerzo. Algo ligerito, que ya sabes que la cuarentena ha hecho que algunos vacíen la nevera.

Me gustaría que vieras la cantidad de memes y de fotos graciosas que cuelgan cada día en las redes sociales. Mi favorita, sin duda, es la de un niño chino que canta a voz en grito para espantar el coronavirus.

Es verlo y añusgarme de la risa. Tremendo, papá. En la clase de gimnasia pusieron ‘Mi princesa’, la canción que le dediqué a mamá. La tuya es ‘Mi héroe’. Y la mía… Ya te lo diré 😂.

Bueno pituco. Te dejo por hoy. Cuídate mucho y cuida de mamá. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s