Cuando la añoranza se mete en tu mente y en tu corazón (felicidades, papá)


¡Hola, papá! ¡Felicidades! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Por Salamanca todo tranquilo. No hay muchos cambios en la situación.

Sigue leyendo “Cuando la añoranza se mete en tu mente y en tu corazón (felicidades, papá)”