La incierta tranquilidad de un miércoles de marzo con amenaza de coronavirus


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Por Salamanca todo tranquilo. Ya sabes que una tranquilidad relativa, porque el coronavirus nos tiene a todos en vilo.

La ciudad está casi vacía y no se ve nadie por la calle. El silencio se rompe con algún que otro vehículo que pasa. Los guantes y las mascarillas se han hecho imprescindibles para poder salir a hacer la compra diaria.

Esta pandemia tiene al país movilizado y no se sabe muy bien la duración que va a tener.

El total de muertos asciende a ocho, mientras que los infectados superan con amplitud el centenar.

El último fallecido ha sido un Guardia Civil con 40 años. Las tiendas y bares han cerrado temporalmente y se avecina una crisis económica a nivel mundial.

Por las redes sociales se pide apoyo al pequeño comercio cuando pase esta situación. No sé, peque. Es todo tan extraño que asusta hasta pararse a pensar en este futuro incierto que nos espera.

Dicen que la situación se extenderá por lo menos dos semanas. Eso según las previsiones más optimistas, porque también hay quien augura que podría durar más.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. Cuídate mucho y cuida de mi princesa. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s