Un ramito de violetas de caramelo en una tarde nublada y gélida


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Por aquí todo tranquilo. Últimamente ando más tardía de lo habitual. Esta noche ha habido Superbikes y me he quedado hasta tarde viendo la tele.

Corrían en Australia, en el circuito de mis sueños. Ha sido bonito recordar aquel viaje. La cantidad de imágenes que se agolpan en un minuto. Y de momentos. Inicié esa aventura con el deseo de compartir todas mis vivencias contigo, pero el destino quiso que apenas te pudiera enseñar algunas fotos.

Es una mezcla de alegría, nostalgia y añoranza. Un cúmulo de sensaciones que no se pueden plasmar en unas líneas.

¡Ay, peque! Lo que os echo de menos. No creo que te lo puedas imaginar. Hoy hace 114 años del fallecimiento de José María de Pereda. Otro de tus escritores de cabecera.

En uno de mis paseos vespertinos paso por un escaparate y veo violetas de caramelo y me recuerdan a mamá. Le gustaban todos los dulces. Era una buena ‘galga’. Y algo se me ha pegado. Ahora soy menos golosa, pero tengo guardada una caja de trufas para el domingo, cuando empiece el mundial de MotoGP en Qatar.

Bueno, pituco. Te dejo. Cuídate mucho y cuida de mamá. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s