Volverán las oscuras golondrinas de tu balcón sus nidos a colgar (versos de una mañana nostálgica)


golondrinas

¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Por Salamanca todo tranquilo. Hoy ha amanecido un día gris y medio lluvioso. De esos tristones, que no te invitan ni a salir a la calle. Por la mañana, cuando amanecía, un tenue rayo de sol se veía por el horizonte, pero se escondió enseguida.

He descansado bastante bien. a pesar de que algunos días estoy cansada y ojerosa porque me muevo. Cuando la inspiración no me llega, siempre me gusta ver los recuerdos que Facebook me pone cada noche. Y hoy encontré uno que me recuerda que ya hace un año y dos meses que te fuiste.

Entonces te dediqué las palabras que hoy quiero volver a transcribir “Volverán las oscuras golondrinas de tu balcón sus nidos a colgar y otra vez con el ala a sus cristales jugando llamarán. Pero aquellas que el vuelo refrenaban tu hermosura y mi dicha a contemplar, aprendieron que nuestros nombres… esas no volverán”.

Hermosas. ¿Verdad? Hermosas y reales. Denotan nostalgia. Y sí, estoy algo nostálgica. Los recuerdos, sobre todo los buenos, rondan mi cabeza. En mi rostro se dibuja una tenue sonrisa al leer este texto.

Ni tan siquiera he puesto música esta mañana. He desayunado ligero y me he puesto a escribirte. Dile a mamá que sigo viendo a su ‘gordita’. Está enorme. Ayer iba cantando en el coche canciones tan feliz. ¡Bendita infancia! Trasteando desde que se levantan hasta que se duermen.

Ya no sonrío. Las lágrimas brotan de mis ojos pensando que nunca jamás volveré a veros, aunque espero que me estéis esperando en la séptima farola de la eternidad. Sólo es un momento de bajón. Lógico, por otra parte. He estado muy fuerte durante estos meses, pero ya me advertían que en algún momento me pasaría esto.

Y se me viene a la cabeza aquella bella canción que elegí para rendirte tributo en la presentación de ‘La Campana del Carnaval” que decía: “Que mala suerte, que ya no pueda volver a verte”.

Bueno, pituco. Te dejo, que quiero continuar con mis quehaceres diarios y recuperar esa sonrisa que he borrado durante unos segundos seguramente porque el día no acompaña mucho. ¡Cuídate mucho y cuida de mamá! ¡Os quiero!

 

 

 

 

 

 

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s