El fin de la infancia cuando los padres se marchan para siempre


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Por Salamanca todo tranquilo. Ha amanecido otro día primaveral con sol y una temperatura muy agradable.La gente pasea por las calles y hay ambiente. No he bajado a la Plaza Mayor, pero supongo que estará llena. Ya sabes que el buen tiempo anima a pasear. Ayer escuché una frase que me impactó. Cuando pierdes a tus padres muere tu infancia.Creo que es real. La infancia y la adolescencia se fueron con vosotros y ahora es una etapa de madurez, serenidad y calma. Mucha calma.Hay que cuidarse un poco, que los años no pasan en balde. Al contrario. Poco a poco los achaques se van notando. Y las canas, las marcas de expresión.. Todo.Qué fugaz es el tiempo y qué efímera la vida como para perderla. Pienso que hoy estoy demasiado filósofica, pero es lógico.Ya ves que últimamente mis post no están muy inspirados. Será, como reitero siempre, que no he cansado lo suficiente al subconsciente, como dice nuestro buen amigo Jerónimo Prieto.Salgo de casa y miro el banco donde te sentabas a esperar a que llegáramos. Me produce una paz interior infinita.Bueno, pituco. Cuídate mucho y cuida de mamá. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s