La farmacia del abuelo y las curiosas historias de la vida de mamá


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Por aquí todo tranquilo. Hace un día espléndido. Se acaba de nublar, pero la temperatura es muy buena.

Hoy es el Día Mundial de la Radio. Ya sabes que me gusta escuchar música. Es una de las cosas más relajantes que existen. Ya sabes que los mediodías me dan un poco de sueño, pero no, la siesta no me sienta bien.

He pasado por la farmacia donde trabajó el abuelo. Me he detenido unos minutos y por mi cabeza han pasado mil recuerdos de los que me solía contar mamá. Siempre hablaba orgullosa de su padre, igual que lo hago yo de ti.

Se rescolgaba de su brazo y era la niña más feliz del universo. Después se le hacía la boca agua hablando de los pasteles de Redondo y de las bambas de Reglero.

Era muy golosa. Como nosotras. Unas ‘galgas’, una expresión muy nuestra que define a la perfección nuestro ‘amor’ por los dulces, aunque hay que cuidarse.

En las noticias del día abre titulares la caída que sufrió Joaquin Sabina. De momento su estado es grave, aunque tendrán que pasar 48 horas hasta que salga de peligro.

Bueno, pituco. Te dejo. Cuídate mucho y cuida de mamá. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s