Mañanitas de lluvia y recuerdos de los desayunos calentitos contando historias


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? En Salamanca hace un día lluvioso, de esos que ya sabes que no me gustan nada, porque no hay nada más molesto que salir con paraguas a cualquier hora.

Sigue leyendo “Mañanitas de lluvia y recuerdos de los desayunos calentitos contando historias”