Mañanitas de gélido aire y concurrida marcha solidaria de Aerscyl


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Por aquí todo bien. Con el frio típico de estas fechas, ya sabes. Cuatro grados y un vendaval que vuela todo.

19 de enero. Una fecha que nos marcó a los dos y que pudimos vivir juntos. Una madrugada como hoy, los papeles del Archivo de Salamanca emprendían su viaje hacia Barcelona. Solo unos cuantos curiosos y periodistas presenciamos el momento, que tuvo lugar alrededor de las 5 de la mañana. Sí. Con premeditación, nocturnidad y alevosía.

Recuerdo el desayuno en el Toscano con mi amiga Sonsoles Martín, entonces presentadora en Antena 3, y la locura de ruedas de prensa, declaraciones y el cambio de nombre de la calle, desde entonces Gibraltar.

Pero como eso ya lo hablamos hace 365 días, hoy te cuento que voy a participar en una marcha solidaria para apoyar a la Asociación de Castilla y León de las enfermedades raras (Aerscyl).

Son unas personas implicadas 24 horas al día, siete días a la semana, en ayudar a la gente que lo necesite. Centenares de personas han querido unirse a una causa que merece la pena.

Ya es hora de sobremesa. El tiempo pasa rápido. Todo es efímero. Ya he comido y ahora me entra la modorra que suele darte con el calorcito de casa.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. Cuídate y cuida mucho de mi princesa. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!