El primer eclipse lunar del año y las sopas de ajo del cocinero Nacho


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Espero que tuvieras una vista privilegiada del primer eclipse lunar del año.

Fue simplemente impresionante disfrutar de ese espectáculo desde la ventana de la cocina. Me siguen encantando esos espectáculos astronómicos, a pesar de que las temperaturas no son muy elevadas. Más bien al contrario.

Ahora mismo la niebla cubre el cielo y los termómetros marcan… Mejor no te lo digo, porque con lo friolero que eres.

¿Recuerdas tu plato favorito en los días gélidos? Tenías muchos, pero el que más te encantaba era una sopa de ajos.

Y con permisos de Alicia, la autora del blog http://www.commememucho.com, voy a dar nuestra receta.

Cogíamos una cazuela de barro. Echábamos un poco de aceite de oliva para sofreír los ajos y cortábamos en finas rebanadas el pan del día anterior.

Después lo cubríamos con agua y lo pimentón y lo poníamos a hervir. Tú cogías la cuchara de madera y movías con cuidado hasta que veíamos que ya estaba todo listo.

Por último, yo cascaba un huevo y cuando estaba cuajado, ya la teníamos lista para servir.

Qué tiempos, ¿verdad? Y eso que nunca fuiste un gran chef. Aparte de la fabada de lata, la cocina no era lo tuyo.

Bueno… También es cierto que guisabas cangrejos. Mamá los compraba en el mercado y tú los capabas, les hacías una sencilla salsa y te podías comer la fuente entera.

Te gustaba mucho coger al cangrejo vivo y ponerte a perseguirme por toda la casa, a sabiendas de que me daba pánico 😂.

Con lo que soy de lanzada para casi todo, el pequeño crustáceo llegaba a aterrorizarme.

Bueno, pituco. Te dejo, que es hora de ducharse para acompañar a la familia García Sánchez en el último adiós a Vidal.

Cuídate mucho y cuida de mamá. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s