Apurando los últimos días de la Navidad al ritmo de la música de ‘Titanic’


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Yo bien. Aquí hace una mañana fría. Las calles están puestas, pero semidesiertas. Hasta la hora de mediodía se anima todo bastante.

Ya os imaginaís lo que es Salamanca a partir de las 7 de la tarde por la zona de la Plaza Mayor. Ayer tuve una visita sorpresa. María José, tu compañera de fatigas en tantas mañanas de oficina, vino a Salamanca a pasar unos días en familia y aprovechamos para charlar y recordar las mil y una anécdotas que vivistéis juntos.

Esta Navidad está siendo especial por la cantidad de gente que me llama para preguntar por mi estado de ánimo y darme un abrazo.

Me encanta bajar a la Plaza Mayor y ver esa maravilla que tenemos en la ciudad. Y más ahora que un enorme paquete de regalos ilumina sus doradas piedras.

No son luces estáticas. A determinadas horas comienza un espectáculo donde se van intercalando figuras navideñas durante varios minutos.

Ni que decir tiene que está a tope de foráneos y curiosos que como yo lo graban en su móvil o toman una imagen para el recuerdo.

Lejos de odiar estas fiestas, las estoy viviendo con intensidad. Sin parar un momento. Bueno, sí. Parar paro, pero que me gusta ver el ambiente de felicidad que se respira en las calles.

Hablando de todo un poco, el día 4 comienza el debate de investidura. Parece que por fin vamos a tener un Gobierno, que falta nos hace.

Otra cosa será cuánto dure, porque esos pactos no son la situación más estable para un país que necesita un líder fuerte.

Pero vamos a dejar la política. En estas tardes suelen poner el Tour de Francia 2019. Lo veo a trozos. Pero me sigue apasionando el ciclismo.

Anoche emitieron ‘Titanic’ 🙄. Siento tu capón en la cabeza ahora mismo. No sabría decirte ya las veces que la he visto. Lo bueno es que cuando me pongo frente al televisor, la sigo como si no supiera el argumento. Y me quedo con una frase: “Haz que cuente”. Mejor con dos, porque el “si tú saltas yo salto” me sigue pareciendo maravillosa.

Bueno, pituco. Cuídate mucho y cuida a mi princesa. ¡Os quiero, papá y mamá! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s