Mañanitas de homenaje a Unamuno y vermut con las amigas en la Plaza Mayor


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Supongo que preparando vuestra celebración para el año nuevo. San Silvestre, despídete de este.

Es día de hacer balance de lo bueno y lo malo de un año bonito y complicado, porque no esperaba quedarme huérfana en apenas 12 meses, pero hay que seguir viviendo y luchando.

Ya sabes que no he faltado a nuestra cita anual con don Miguel de Unamuno. Este año ha habido que bajar con bastante antelación, porque el encargado de hacer la ofrenda era el director de cine Alejandro Amenabar y había mucha expectación, que después se tornó en decepción por la celeridad con la que el protagonista del acto abandonó el lugar sin despedirse de los cientos de personas que acudieron a verle.

Hace unos meses presentó en el Liceo su última película, ‘Mientras dure la guerra’, rodada en esta maravillosa ciudad y por eso le ofrecieron ser partícipe de uno de los actos más emotivos de la Navidad.

En pocas horas el reloj de la Puerta del Sol comenzará a dar las campanadas que dirán adiós a 2019 y darán la bienvenida a 2020. Un año bisiesto y par.

Y como dice la canción de Mecano “a los que ya no están echaremos de menos”.

Saludé a tu buen amigo Paco Blanco y recibí el cariño y el pésame del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, del alcalde, Carlos García Carbayo, de Julio López Revuelta, José Luis Mateos, Susana Hernández y hasta de Jose, el ex empleado de la librería Aniceto.

Aprovechando la soleada mañana, compartí un vermut en Las Tapas de Gonzalo. Unas vistas impresionantes y un enclave único para deleitar la vista. Allí estuve con Angela Hernández, que quiso acompañarme, lo mismo que Mónica Hernández Amo.

¡Menudo trío! En nuestra mente estabáis presentes cada segundo. Nada que no sea normal.

Después un café con las amigas del gimnasio y luego a recibir a los huéspedes en el apartamento, que son fechas en las que la gente se mueve de un sitio a otro para conocer nuevos lugares.

Esta noche no habrá uvas. Nunca me gustaron demasiado. Así que las he sustituido por unas gominolas. Reduciendo riesgo de atragantarme, especialmente si por lo que sea vemos Antena 3 y aparece Cristina Pedroche sin ropa, como ya hizo ayer por la Puerta del Sol para sorpresa de aquellos que paseaban por allí y que preparaban el ensayo de las campanadas.

Parece que por fin hay un principio de acuerdo para formar Gobierno, aunque ya sabes que estas fechas paralizan mucho todos los trámites burocráticos.

Por lo demás ya habrás visto que he disfrutado viendo la celebración del Año Nuevo en Sidney, la ciudad de mis sueños. Qué maravilla poder contemplar el espectáculo junto a la Ópera ❤️.

Así que como sé que Australia no es santo de tu devoción y tengo que poner el mantel y la mesa para la cena, te dejo por hoy. Ya os iré contando como amanece el 1 de enero, sin olvidar que hace ya muchos años, esta misma noche, moría tu padre, mi abuelo.

Bueno, pituco. Cuídate mucho y cuida de mamá. Tomaros un copazo juntos ahora que el destino os ha querido unir de nuevo en la séptima farola de la eternidad. Os echo mucho de menos. ¡Os quiero mucho papá y mamá! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s