Mañanitas de gimnasio y rayos de sol que ponen luz a un día mágico


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. Desayunando fuerte, que hoy el día promete ser largo e intenso en emociones. Mil metros de distancia. Mil 😍.

El día ha amanecido nublado y tiene pinta de llover, pero más tarde. A la hora del almuerzo. De todas maneras hay que comenzar el día con un poco de gimnasio, que tengo que estar en forma 😉.

A pesar del cansancio acumulado, aquí estoy con mi pelota de fin haciendo abdominales. Antes un poco de bici y después pesas para fortalecer los músculos.

No tengo remedio. Lo sé. Llevaba algunos días sin hacer musculación y no he podido aguantar más. Seguro que luego tendré hasta agujetas. Fijo 😁.

Hoy hace cinco años, quizás premonitoriamente, colgaba una foto en Facebook que me ha hecho gracia volver a ver. La voy a poner ahora, porque siempre me pareció graciosa. Yo y mis ocurrencias…

Dos años y tres meses de ese momento. Qué ganas de volver a verle. Quizás en Madrid en 2020 si las negociaciones llegan a buen término.

A veces me paro a pensar lo rápido que pasa el tiempo. En dos semanas hace un año que te fuiste al arcoiris de los papás y sé que me estás viendo desde allí sudando con mi móvil mientras trabajo el abdomen inferior y sonríes, como yo, porque independientemente de lo que pase, este fin de semana va a ser divertido fijo. Hay que estar pendientes de muchos acontecimientos deportivos y habrá que ver la última carrera de F1 desde Abu Dhabi en la tele.

Ahora sale el sol. Tímido, pero anunciando que cuando menos piensas una luz brillante cambia el rumbo de tu rutina diaria y te sientes plena, feliz, radiante.

Aunque con la mala cara que tengo, no sé si resplandeceré mucho. Bueno, peque te dejo por hoy, salvo que haya novedades contables de última hora. Cuídate mucho, mi vida. ¡Te quiero, papá! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s