Muere el creador de la Pantera Rosa, una de mis meriendas favoritas, y se va otro trozo de mi dulce infancia


¡Hola, papá! Hoy amanezco temprano. He descansado mejor que ayer y prefiero escribirte ahora con la mente más fresca. Ayer lo hice muy tarde por motivos personales que más adelante te contaré.

Con relativa frecuencia nos encontramos a Javier, el médico. Mejor dicho, el doctor, como le llamaba tu querida Adriana cuando le dolía la boca o la garganta.

Javier sigo siendo esa persona afable, serena y con un tono de voz que transmite esa serenidad que contrapone con el mío 🙄.

Me gustaría ser así de tranquila, pero ya sabes que mi corazón es pura pasión y amor. Y ni puedo ni quiero cambiarlo. Eso implica que mis sentimientos broten libremente, que me guste besar, abrazar, decir te quieros a quienes realmente me han dejado mi ‘patata’ tocada, a pesar de complejos absurdos con los pilotos de MotoGP y mis admirados Red Bull X-Fighters, sin olvidar a los ‘mazaos’ del gimnasio.

En fin. Cada uno con sus cosas. Al final confío plenamente en ti y en tus señales para guiarme por este futuro incierto, que lejos de preocuparme, me da un morbo sobrenatural 😉.

Pero dejemos que los corazones latan a su ritmo y que el tiempo decida nuestro futuro. ¿Verdad? Porque abrí Twitter para ver las noticias y vi que había fallecido el creador de la ‘Pantera Rosa’.

Es como si te arrancaran otro trozo de la niñez. De esa infancia donde aquel pastelito formaba parte de nuestras meriendas mientras que veíamos Barrio Sésamo.

Aunque he de reconocer que mi comida favorita después del cole era un buen trozo de pan untado con mantequilla y azúcar, al que ponía unas lonchas de jamón york. Todavía salivo de pensarlo.

Así de hermosa me crié yo 😂. Pero hoy soy una mujer con curvas, sexy, segura de mí misma. Y si algún día pierdo 3 ó 4 kilos bien. Si no también. No me gustan las mujeres mayores que se quedan flacas y su cuello, su cara y supongo que el resto de sus carnes se quedan arrugadas.

Por lo general tienen un carácter amargado y rostro de infelicidad que no pueden cambiar (salvo excepciones, claro), pero tú ya sabes por dónde van los tiros 😁.

Pues nada, pituco, te dejo de momento, que como el día es muy largo, si pasa algo te lo cuento. No me quiero olvidar de la familia Guervós Maíllo, que está atravesando un momento complicado. Desde aquí le mandamos nuestra energía positiva para que todo salga bien.

Cuídate mucho, mi amor. ¡Te quiero, papá! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

2 respuestas a “Muere el creador de la Pantera Rosa, una de mis meriendas favoritas, y se va otro trozo de mi dulce infancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s