Lleno de ‘no hay billetes’ en la presentación de ‘La Campana del Carnaval’ con Juan Figueroa, Jerónimo Prieto y la Rondalla Tres Columnas


IMG_20191116_043544_119.jpg

¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Sí. Ya sé. Ayer no te escribí, pero ya sabes que fue por una causa justificada. Por fin presenté al público ‘La Campana del Carnaval’.

Fue un acto emotivo, hermoso, divertido… Único y especial. Más de 300 personas llenaron el salón del Palacio de Figueroa. Y aprovecho ya para darle las gracias a su presidente, Alberto Estella, y a toda la junta directiva, que se volcaron en que este sueño se hiciera realidad.

No sé por donde empezar, porque fue una noche tan mágica, que creo que necesitaría varios días para terminar de contarlo.

Empezamos desde por la mañana. Llegada de las flores, photocall y reparto de máscaras para los asistentes en mi empeño de hacer del acto una fiesta de Carnaval.

IMG_20191116_043343_313.jpg

A eso de las 19.30 salimos de casa mamá, Mariko y yo. Un taxi nos llevó al Casino de Salamanca y nada más llegar vi una larga fila de personas que esperaban para entrar, con invitación y sin ella.

Poco a poco iban llenándose las sillas y mi corazón se aceleraba. Encontré un poco de calma cuando llegó nuestro amigo, vecino y confidente Juan Figueroa, y Jerónimo Prieto, los dos genios que me acompañaron en una mesa presidencial que me llena de orgullo.

Ellos congeniaron desde el primer minuto. Me encanta que dos personas con tantos conocimientos se junten y escuchar sus conversaciones.

Soy una privilegiada. Lo sé. Luego llegaron Marta y Jose, las tías Manoli y Nieves, tus sobrinos, tu cuñada Transi, el responsable de Comunicación de la Junta, Julio López Revuelta, la teniente de alcalde, Ana Suárez Otero… Y después un montón de amigos. Mónica, Sara, Paco y María José, Manolo Rubio y Tere, Consuelo, los dos Manolos de la piscina, Pilar y María José Sánchez Majeroni, Fondaco… No pongo más nombres porque te aburro.

Empecé tocando al piano ‘As time goes by’ para dar paso a un montaje excepcional, creado por Virtudes, de Atrusa Producciones. A ritmo de ‘Volver a verte’ fueron pasando imágenes de nuestra vida. Unas divertidas, otras entrañables. Todas cautivadoras. Lágrimas brotando de los ojos de los invitados, menos yo, que he de confesar que ya lloré la primera vez que lo visualicé.

Después llegó mi intervención. A portagayola, sin papeles. Y después Juan Figueroa, simplemente impresionante con un discurso medido, mimado y escrito con todo el amor para ti.

¡Uy! Que me dejo a la Rondalla. No te imaginas la que formaron. Son geniales. Se metieron en el bolsillo a todo el auditorio. Igual que Jerónimo, que contó unas anécdotas divertidas que despertaron carcajadas reconfortantes.

Pienso que desde donde estés te sentirás orgulloso, porque me dejé la piel, los pies y muchas horas de dedicación total y absoluta a este acto, que quería que fuera perfecto, y se acercó bastante a ello.

Bueno, peque, mañana sigo, que hoy he tenido fiesta en Volapié y estoy agotada. En casa viendo la F1. Cuídate mucho, mi amor. ¡Te quiero, papá! ❤️

 

 

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s