Nos sumamos al rosa para la prevención y cura del cáncer de mama. ¿Y tú?


Lazo-rosa-cancer-de-mama_1

¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Por aquí con manta. El descenso de las temperaturas no es muy acusado, pero sí ha refrescado bastantes. Ya sabes que Salamanca sólo tiene tres estaciones: el verano, el invierno y la del tren. Nada de primavera ni de otoño, aunque quizá esta climatología se asemeje un poco a la época del año en la que nos encontramos inmersos.

Hoy es sábado. Las calles a estas horas están semidesiertas. La gente se refugia en su casita y espera a que se haga un poco más tarde para salir a dar un paseo. Hay decenas de hojas secas cubriendo las aceras y en breve abrirán los puestos de castañas, una tradición que, por desgracia, se va perdiendo con el paso de los años.

morocho

Pasear por la ciudad es reconfortante, pero ver cómo el comercio tradicional, el de toda la vida, desaparece, me causa una profunda tristeza. Seguro que recuerdas Morocho, la tienda en la que podías comprar casi de todo, en la calle de Zamora, casi pegando al Ayuntamiento. Sus dueños se jubilaron y ya hay otro cartel más de traspaso.

Pero hoy quiero ponerle un toque solidario a este post y que nos unamos al rosa, a todas aquellas instituciones, personas anónimas y enfermos que están luchando por prevenir y curar una gran lacra como es el cáncer de mama.

Afortunadamente la sociedad está cada vez más concienciada de que, aunque la batalla es dura, con constancia, medios y un poco de suerte, se puede curar. El proceso hay que pasarlo. Es inevitable, pero se puede hacer más llevadero gracias al apoyo multitudinario, que no sólo debe darse hoy, sino todos los días del año. Mañana, desde la Plaza de la Concordia, arranca una marcha solidaria a la que me gustaría asistir si el tiempo acompaña, aunque leo que la provincia se encuentra en alerta amarilla por lluvias (podrían caer más de 40 litros en una hora) y fuertes ráfagas de viento.

Por lo demás, la situación en Cataluña es cada día más compleja. Arden calles, contenedores… Da miedo ver la que se está liando en una ciudad tan cosmopolita como Barcelona. Y no es lo malo ahora. Habrá que esperar las consecuencias que traerá a nivel económico tras la huelga, los paros y la imagen que están proyectando para los millones de turistas que elegían ese destino como uno de sus favoritos por la belleza de cada uno de sus rincones.

Bueno, peque, hoy este post tiene muchas cosas para reflexionar. Ya llegarán días de contar cosas más divertidas, que las tenemos a ‘cienes y cienes’ (sé que no se escribe así, pero me gusta la expresión). Abrígate bien, cuídate mucho y busca un ‘tugurio’ de esos que a ti te encantaban y yo odiaba para tomarte un chato de vino que te haga entrar en calor. ¡Te quiero, papá!

 

 

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Una respuesta a “Nos sumamos al rosa para la prevención y cura del cáncer de mama. ¿Y tú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s