El Quijote de la Mancha y la visita de Arístides Royo a la Universidad de Salamanca


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Hoy madrugando un poco para seguir el desarrollo de la primera de las cuatro pruebas que el Mundial de MotoGP disputa en la llamada gira asiática.

Me he despertado hace sólo un rato y me ha sorprendido que Marc Márquez haya sufrido una tremenda caída, que ha hecho que sea trasladado al centro médico para descartar lesiones.

Pero dejemos las motos para otro momento y hablemos de literatura. En uno de los instantes previos a mi retorno a Salamanca, encontré una placa que me recordó a ti.

Por un momento, otro más, volviste a mi cabeza, recitando “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme’. Sí, Don Quijote, el libro que cada año leías al menos una vez, porque Cervantes era una de esas plumas universales que conseguían captar tu atención y, sobre todo, que te rieras sin parar con las ocurrencias de aquel hidalgo caballero, que quería luchar contra los molinos, pensando que eran gigantes que le querían lastimar.

Pienso que en esta vida, por suerte, todos somos un poco ‘quijotes’ y me hubiera encantado verte con un camisón y un gorro con pompón.

De sobra es sabido que tu Dulcinea fue rostro en distintas etapas de tu vida, aunque en casa siempre te esperaba mamá, la más bonita.

Para nuestra sorpresa, leyendo el periódico, vimos que Arístides Royo, ex presidente de Panamá, había estado en la universidad de Salamanca.

Imagina la cara de Maribel, que siempre que ve una foto suya recuerda esa tierna canción que decía “qué bonitos ojos tienes debajo de esas dos cejas”.

Hermoso piropo. Nada que ver con los de los chicos de ahora y sus calores “quetetorras”, la primera, que no única lindeza que utilizan para ‘conquistar’ a las jóvenes.

Ayer no te conté que un descerebrado mató a cuatro policías en París con un cuchillo. Es de esas acciones que te dejan el cuerpo temblando. Siempre digo lo mismo, pero es la razón de la sinrazón, peque.

Bueno, mi vida, voy a seguir con las ruedas un poco más. Perdona por escribirte tan pronto, pero bueno, si sucede algo noticiable, abro el post para contártelo. Cuídate mucho. Te quiero, papá ❤️

Anuncios

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s