El hermoso retorno a la realidad y las ganas de comerme el mundo con mamá ya recuperada


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Seguro que disfrutando de este nuevo día ‘veroñal’ que nos está regalando el mes de octubre. El jueves ha amanecido tranquilo, sin sobresaltos. Un día de tregua antes de seguir con tantas tareas por iniciar y continuar.

Volver a Salamanca después del subidón de Madrid es difícil, pero estoy fuerte psicológicamente. Soy ganadora y eso me da alas para seguir hacia adelante con la cabeza bien alta.

Recibo felicitaciones por el premio que ganamos el miércoles. Déjame quedarme unas horas más en esta nube de algodón antes de volver a caer por el planeta Tierra.

Un planeta que enloquece poco a poco, donde, por desgracia, vemos a diario imágenes que trastocan los sentidos. Periodistas agredidas en pleno directo (Laia Jiménez, de Telecinco), personas que trafican con kilos y kilos de estupefacientes e intentan pasar los controles aeroportuarios con una cantidad infame de euros, que quieren hacer ver como normal, océanos que se desbordan, huracanes… El cambio climático. Definitivamente alguien tiene que poner, con nuestra ayuda, claro está, solución a un problema que ya es más que preocupante.

Con tanto ajetreo, creo que aún no te conté que dejaron de emitir ‘Pasapalabra’, uno de los concursos más vistos en la historia de la televisión (aunque a ti y a mi no nos hiciera demasiada gracia) y que tuvo en un salmantino, Jero, responsable de protocolo de la Universidad, como protagonista de decenas de programas en busca del anhelado bote.

Plácido Domingo también ha tenido que cesar de sus quehaceres en la ópera de Los Ángeles por las continuas acusaciones de acoso sexual, que nadie ha demostrado aún, pero que deja el nombre de este gran tenor en entredicho.

Mamá está mejor. A pesar del tremendo golpe que se dio en la gala de los Premios 20Blogs, sus tobillos y rodillas apenas tienen secuelas.

Creo que ayer, por todo el cúmulo de emociones que aún rondaban por mi cabeza, no lo hice, pero quiero mandar desde aquí mi agradecimiento a todas las personas que se encargaron de cuidar de ella tras el traspiés que terminó con sus huesos por el suelo.

Son las cinco ya. Hora de prepararse para una fiesta a la que me han invitado. No sé si apostar por un ‘outfit’ negro, que es siempre un acierto, o arriesgar con ‘look’ más sofisticado. En cualquier caso no queda mucho tiempo para decidir. Te dejo, pituco. Cuídate mucho. ¡Te quiero, papá! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s