Reloj no marques las horas, porque voy a enloquecer… y otros boleros de desamor


reloj

¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Por aquí todo bien. La vuelta a la rutina va tornándose normal. Mi cuerpo se recupera poco a poco de la fatiga del fin de semana y miro al futuro con un color verde esperanza que desprende una luz interior deslumbrante.

Como siempre te digo, la energía del sol me reactiva, me da una dosis de vitamina extra para poder afrontar nuevos retos. Soy valiente, lo que no quita que en determinados momentos mi ánimo se debilite, luchadora y guerrera. Sí, lo decía Cindy Lauper en su canción ‘Girls wanna get fun’. Las chicas queremos diversión. Huímos de los prototipos en todos los aspectos.

Hay que levantarse cada mañana con ganas de comerse el mundo, pintarse de rojo los labios e ir dando mordiscos para digerir trocito a trocito lo que nos depara el destino. Espero que sea mucho y bueno.

No me digas la razón, pero hace un rato mi mirada recaló en el reloj del salón. Enmudeció ni recuerdo el tiempo que hace. Está igual que siempre. Sus manillas se detuvieron en las 11.25. Seguramente porque el sonido que producía al anunciar las horas, nos desequilibraban nuestro ya de por sí trastocado sueño.

Mamá limpió sus péndulos. Con sumo cuidado los volví a poner en su sitio. Inevitablemente a mi cabeza vino la imagen de cuando tú las colocabas con extrema delicadeza. Con esa sutileza de tus tiernas manos, que acariciaban con ternura cualquier objeto que cayera en ellas, pero que se volvían de porcelana cuando las ponías sobre las mías. Se fundían como si solo fueran unas. Si llegaba el frío y olvidabas tus guantes, me encantaba calentártelas con las mías.

Si es cierto el dicho que asegura que ‘manos frías, corazón caliente’, el tuyo tenía que ser puro fuego, El mío se fue quedando gélido y ahora mismo late con muchas pulsaciones, pero lo siento vacío en parte.

Otra vez la música llena mi alma de paz y de nostalgia. Suena de fondo una canción que dice: “Reloj no marques las horas, porque voy a enloquecer, ella se irá para siempre, cuando anochezca otra vez”.

Y así, un poco menos cuerda, me dejó tu ausencia, aunque poco a poco vaya aprendiendo a encauzar el duelo de una forma más serena, a sonreír imaginando nuestras mil y una historias, a recordarte en cada paso, en cada rincón de la casa, en cada uno de tus amigos…

No sé, pituco, son tantas sensaciones… Difícil de transcribir en unas pocas líneas, aunque bien es cierto que incluso personas que nunca llegaron a tratarte o vieron una imagen tuya, han reconstruido tu figura a través de estas líneas que te escribo con todo el amor que le puede profesar una hija a su padre.

Cierro este capítulo con una de las noticias que más titulares acaparan en los medios de comunicación internacionales: la muerte de Jacques Chirac, ex presidente de Francia.

Tenía 86 años. Gracias a ti creo a ojos cerrados que la cigüeña viene de París. Por lo menos sé que allí germinó la semilla que nueve meses después se abrió en flor después de un parto doloroso de madre primeriza y con 4 kilos y 600 gramos de peso. El 10 de abril nació la ‘truchilla’, tu hija mayor, la que hoy te escribe para que sepas que nunca jamás te aparta de su memoria.

Cuídate mucho, mi vida. ¡Te quiero, papá!

Anuncios

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

One response to “Reloj no marques las horas, porque voy a enloquecer… y otros boleros de desamor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s