La redada en la calle que terminó con dos detenidos y un butrón para asaltar un comercio


redada

¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo con la adrenalina desatada. En unas horas comienza mi viaje a Alcañiz para ver el gran premio de MotoGP y tengo la misma ilusión que cuando pisé por primera vez un circuito, hace nada menos que 11 años. Va a ser un viaje largo, muchas horas de tren y también unos cuantos kilómetros que caminar para llegar hasta el trazado.

¡Volver! Qué palabra tan hermosa. Encierra tantos significados en mis entrañas. Creo que ya lo hemos hablado alguna vez. Esta vez será diferente. No irás a despedirme a la estación y no podré darte un abrazo cuando regrese. Tampoco te podré contar mis desventuras locas en persona, pero tranquilo, que por aquí no te va a faltar detalle de lo que me pase en esta nueva aventura sobre ruedas.

Casi todo el mundo coincide en decir que soy un terremoto. Y algo de razón llevan. Con lo tranquilo que eras tú para casi todo y yo siempre ando con mil cosas en la cabeza. Ya pierdo la cuenta de los pasos que doy cada día de un lugar para otro, de la gente que saludo, de las veces que he dicho ya que tu libro está en las librerías y que es el mejor que se ha escrito sobre el Carnaval mirobrigense.

Hoy es de esos días en que te echo más de menos, si cabe. Y no me quiero poner triste, porque sé que cuando llegue allí disfrutaré cual niña, pero arrancar es complicado. Cuesta. Mucho, mi amor, mucho.

Regreso una vez más al álbum de recuerdos de Facebook. Me traslada seis años en el tiempo para recordarme una redada que hubo en nuestra calle de madrugada. ¿Te das cuenta? Fue enfrente de casa, en el Colegio de Médicos. Los dos asomados por la ventana de tu despacho observamos con curiosidad todo. Al final hubo detenidos. Para nuestro asombro, cuando al día siguiente leímos la prensa, vimos que había intentado hacer un butrón para sustraer objetos de un establecimiento de electrónica ubicado en la esquina.

Nos encantaba jugar a detectives, De cada momento hacíamos una fiesta a nuestra manera. Siempre había algo que anotar, contar, cantar o fotografiar. Eres genial y lo sabes, mi vida.

No sé qué más contarte, Mi mente hoy está bloqueada pensando en mi viaje y aún tengo que preparar mis deportivas, mi maleta y algún vestido bonito por si hay oportunidad de lucirlo, que seguro que sí. Daría mi vida por volver a sentir tu mano en mi cara, por abrazarte, por oírte reir, por una mirada de esos ojos grises. Daría mi vida por tí, a sabiendas de que es una utopía.

Te dejo, mi amor. Voy a comer algo que no tenga muchas calorías y después a hacer algo de ejercicio, que me sirve para liberar algo de esa dosis de adrenalina encerrada en mi cuerpo. Cuídate mucho, pituco. ¡Te quiero, papá!

 

Anuncios

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

One response to “La redada en la calle que terminó con dos detenidos y un butrón para asaltar un comercio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s