El autobús urbano número 46 y el señor que era muy rápido para todo


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Ha vuelto el calor y lo ha hecho con fuerza. Menos mal. Aunque a veces me quejo, sabes que es una fuente de energía para mi mente y para mi cuerpo.

Sigue leyendo “El autobús urbano número 46 y el señor que era muy rápido para todo”