Noche de insomnio y mañana de recuerdos, graffitis y mucha nostalgia


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Espero que bien. Yo no he pegado el ojo en toda la noche. No sé si es el calor, la dieta o ambas cosas juntas.

Este descanso cansino me desconcentra y estaré todo el día echa una piltrafa, seguramente, pero esta noche seguro que caigo redonda. O eso espero.

¡Ay, mi vida! Hoy tengo un día regular solo y pienso lo bonito que era todo a tu lado. No sé por qué ayer nos acordábamos y nos reíamos de la mala ‘leche’ que solías tener.

Pero era parte de tu carácter, el primer impulso. Luego ya se te pasaba y aquí todo seguía igual.

Fíjate que es hoy es temprano, y que ya llevo despierta unas cuantas horas. El termómetro marca 23 grados, por lo que hoy es seguro que rondaremos los 40. Y eso a un día de que se marche agosto.

En septiembre son las Ferias y Fiestas de la ciudad. Las primeras sin ti. Ni tan siquiera me planteo cómo voy a afrontarlas. Espero que mi mente siga receptiva y positiva y pueda pasarlas tranquilas.

Ya sabes que desde que dejé de trabajar en el periódico, se cerró otra etapa de mi vida y que únicamente me gustaba ir algún día a la hípica o a tomar un pincho contigo a las casetas.

Viendo fotos sonrío mientras que te recuerdo bailando un pasodoble en la Plaza Mayor antes de ir a comer tu cazuelita de barro de callos con garbanzos al Doze.

Qué bonitos tiempos que por desgracia ya no volverán, aunque nos quiten lo ‘bailao’. Bueno, peque, no tengo mucho ánimo para seguir escribiendo. Tengo que bajar al apartamento a llevar algunas cosas que me hacen falta y es el mejor momento, porque a mediodía será simplemente asfixiante.

He tomado esta imagen para ti. Es un nuevo graffiti que han puesto en la calle. Está justo en el edificio que comenzaron a construir hace 40 años y que aún continúa inconcluso, y versa ‘el que tiene fe en sí mismo, no necesita que los demás crean en él’.

Te dejo, mi vida. Cuídate mucho. ¡Te quiero, papá! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s