Una cena de recuerdos con el vecino de la más tierna infancia


Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo algo cansada. Ha sido otra mañana de no parar y la tarde tampoco tiene trazas de dejar mucho tiempo para el ocio salvo el rato del gimnasio.

Ayer por la noche fue una velada muy especial. Mucho. Vino a visitarnos nuestro querido vecino Carlos Guervós. Lo que iba a ser una paradita corta, se alargó hasta más allá de la media noche.

En el cielo los relámpagos iluminaban de vez en cuando el salón. Estuvimos rememorando, una vez más, nuestras andanzas cuando éramos pequeños.

Me contó una a anécdota que hoy quiero compartir con todos los que siguen a diario este blog.

Acababa de venir yo al mundo y él iba de visita con su padre, también Nacho, a conocerme y a ver a la radiante mamá.

Como buen niño quiso saciar su curiosidad y te preguntó por el nombre que me ibáis a poner. Tú, rotundo, le dijiste que Patricia y luego le hiciste un pequeño interrogatorio para conocer su opinión.

No pudo ser más sincero. Patricia era un nombre que no le gustaba. Pero a ti te dio lo mismo, ya que lo tenías claro desde hacía tiempo. Iba a ser o Patricia o Penélope. Al final optaste por el más bonito de los dos 🥰.

Trajo un curioso álbum, en el que va recopilando imágenes desde el año en que nació. No veas qué maravilla. Desde el Pato Donald, uno de sus ídolos de siempre, hasta Tom y Jerry, pasando por Parchís, los Héroes del Silencio, Naranjito, Curro, la mascota de la Expo 92 de Sevilla…

Y mil cosas más. La verdad es que fueron unas horas deliciosas en la que nos dio tiempo a hablar largo y tendido de Conchita, su madre, y de ti, mi vida. De las guerras de bolas de papel en el patio y de todos los vecinos que ya no están.

Como a mí, cada vez lleva peor que Salamanca sea una ciudad donde el pequeño comercio de toda la vida desaparezca y las franquicias sean las que tengan los locales más céntricos y de mayor solera.

Ya te seguiré contando más sobre esa noche, pero ahora te dejo, que se me están cayendo los ojos de sueño y no quiero dormir. Disfruta la tarde. ¡Te quiero, papá! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s