Los ojos de Judith Mascó que te cautivaron para siempre


Hola, papá! ¿Cómo estás? Por aquí todo bien. Con calor otra vez, pero es parte del encanto del verano.

No me voy a extender mucho, porque tengo fiesta con mis amigos del gimnasio y estoy inmersa en todos los preparativos.

Después de que ayer me dieras la pista sobre nuestro próximo viaje juntos, de momento sin fecha, te voy a dejar una imagen que te hechizó desde el primer instante en que los ojos de Judith Mascó, de verde mar, se cruzaron con tus inigualables ojos grises.

No paraste hasta que Jesús, el dueño de Pronovias, te regaló el cartel. Primero estuvo en tu habitación, decorando tus sueños con su belleza infinita. Después fue al garaje, donde continúa y permanecerá hasta el fin de nuestros días.

¡Qué buen gusto tuviste siempre para las mujeres, mi amor! Te casaste con la chica más guapa de Salamanca. Y luego diste la vida a dos hijas, de carácteres completamente opuestos, pero locas de amor por su progenitor, orgullosas de haber tenido al mejor padre del mundo, al más generoso, desinteresado, divertido, culto… Tantas y tantas cosas que no puedo enumerar en un solo texto.

Cuídate mucho mi amor. ¡Te quiero, papá! ❤️

Anuncios

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s