Esta vida loca…


¡Hola, papá! ¿Qué tal estás? Te imagino sonriente, risueño, feliz y medio dormido todavía. Hoy te escribo más tarde de lo habitual, pero ha sido un día largo e intenso.

Sigue leyendo “Esta vida loca…”