50 años de la llegada del hombre a la luna cuando el sol aprieta más fuerte que nunca


doodle

¡Hola, papá! ¿Qué tal todo? Salamanca es un horno. El asfalto desprende un calor que roza lo insoportable y las calles están prácticamente vacías a estas horas.

Sólo por la noche, cuando cae el sol y la temperatura que marcan los termómetros, se ve más movimiento en la ciudad, que está viviendo uno de los veranos más calurosos de los últimos años.

Mirando las previsiones para las próximas jornadas, no hay visos de lluvia. Los campos están resecos y las cosechas empiezan a sufrir ya esta carencia de agua.

Hoy hace 50 años, sí, medio siglo, que el hombre llegó por primera vez a la luna. Una jornada histórica que se conmemora en todo el planeta y que sus protagonistas están rememorando en programas especiales por tan magno acontecimiento.

Aún hay quien duda de si aquellas imágenes son reales o un montaje de algún estudio de Hollywood.

Sea como fuere, esta mañana cuando he entrado en Google, me he encontrado con el ‘doodle’ conmemorativo que quiero compartir contigo, porque al final te gustaba ver los más llamativos.

Y mañana, ¡ay mañana, mi vida! Están anunciando a todas horas que el Tour de Francia llega a nuestro venerado Tourmalet.

Si llega a ser hace unas semanas, te hubiera dicho que no lo iba a ver, pero ahora mismo puedo jurarte desde ya que cuando inicien la conexión en directo, no perderé detalle de una de las etapas míticas de la ronda gala.

La verdad es que ya muchos de los nombres de los ciclistas no me suenan, pero es cuestión de ponerse delante del televisor y quedarse con las nuevas caras, aunque hay veteranos, como Simon Yates, que siguen coronando puertos de alta montaña como auténticos héroes.

Bueno, cariño. Te dejo ya (sabes que sólo por aquí. Vives a mi lado cada segundo). Pasa buena tarde, ten cuidado con el sol y luego tómate una cerveza helada y un buen tomate con sal y aceite de oliva. ¡Te quiero, papá!

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s