Eclipses de luna y mentes seniles nubladas por el alcohol


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Por aquí eclipsada por la maravillosa luna que anoche iluminó el cielo de Salamanca. Fue un espectáculo maravilloso. ¿Verdad?

Miré al lucero del alba, especialmente brillante, puesto de gala para la ocasión y te vislumbré sonriendo, dándome tu mano y mandándome un beso que yo recogí con todo el amor que te profeso y lo guardé en la cajita que desde hace 7 meses vive en lo más profundo de mi corazón.

Ya sabes que siempre me gusta echar un vistazo a las redes sociales para enterarme de lo que pasa por el mundo.

Justamente hace cinco años que estábamos en la marquesina del autobús, camino a nuestra cita diaria con la piscina, cuando me dijiste, sin anestesia ni nada, que había fallecido ‘uno de los coches’, literalmente.

En un primer momento no caí en quién podía ser, pero rápidamente me explicaste que era un chico que llevaba meses en coma.

Había muerto Jules Bianchi, una de las más firmes promesas de la F1, con sólo 25 años de edad, y después de que su monoplaza, por una imprudencia total de Dirección de Carrera, se encajara debajo de una grúa.

Se que soy muy cansina, pero hay demasiados ángeles en el cielo y diablos, por no utilizar una expresión malsonante, en la tierra.

Ayer por la tarde pasaba por aquí Paco ‘El Trompa’, aunque no lo creas aún conserva todos los dientes, a pesar de la cola de personas que tiene deseando partirle la cara por su impertinencia y grosería.

Aunque sé que no debo, le dediqué un par de bonitos piropos, a los que todavía reacciona con cara de asombro. Tanto alcohol le debe de hacer olvidar que es un acosador de mujeres y un provocador en lineas generales. ¡Menudo elemento!.

Puedes estar tranquilo que si hay que defender a mamá yo soy la primera de la fila para volver a poner en práctica mis conocimientos de boxeo.

Bueno, papá, te dejo porque literalmente se me caen las persianas. Pasa una tarde lo más fresquita posible y recuerda como cada día que ¡te quiero!

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s