Hemingway, Ordóñez y otros grandes genios que se cruzaron en tu vida

¡Hola, papá! ¿Qué tal va todo? Por aquí bastante bien. Está siendo un verano caluroso, pero tranquilo. Tranquilo relativamente. Ya sabes. Mi alojamiento turístico por suerte no me deja mucho tiempo libre ni para pensar en la piscina.Mi piel luce un suave bronceado, aunque ya tengo ganas de pon un rato vuelta y vuelta y ponerme como un ‘congito’

.Supongo que lo habrás visto. En dos meses he perdido casi 6 kilos y no sé decirte con exactitud los centímetros de volumen. Me han enseñado a reeducar a mi organismo, a hacer cinco comidas, a alimentarme con productos sanos.

Eso no quita, por supuesto, que me siga encantando una copa de cava por la noche, cuando ya los pies pesan como el plomo y los párpados empiezan a cerrarse solos.Y tampoco que, después de echarle un poco de morro, disfrute de las pastas de té más ricas del mundo (por lo menos para mí). Fijo que las estás visualizando. Esas de chocolate naranja y blanco que elaboran las exquisitas manos de Julián Arranz en su pastelería de Valladolid y que descubrimos por casualidad hace ya unos cuantos años en Pedrajas de San Esteban.Mis tripas están reclamando su ración, pero de momento he resistido a la tentación (no sé cuánto aguantaré).

El Tour de Francia comienza el sábado. Un día de locura, con MotoGP y Superbikes (y ahora es cuando literalmente me dices que a ti las ruedas te la pelan 🤣). Pero sólo las ruedas con motor. No las de esos héroes que pedalean durante horas para dar uno de los espectáculos más hermosos del deporte.Sé que soy muy cansina, pero sin Froome no va a ser igual aunque siempre me quedará Nibali (sí. Italiano. ¿Y qué le voy a hacer? 🤔).También tengo preparado el pañuelo para el chupinazo.

El sábado a las 12 en punto pondré la tele para cantar el ‘A San Fermín pedimos’. Entre las miles de cosas por hacer juntos, nos faltó ver un encierro en ‘La Perla’, el hotel donde siempre se alojaba en Pamplona tu amigo Ernesto (Ernest Hemingway para quienes no tuvimos el placer de cruzarnos con todo un Premio Nobel, a la par orgulloso mozo de espadas de otro de tus admirados: Antonio Ordóñez). Por cierto ayer fue el aniversario de la muerte del genial literato, que se pegó un tiro en la boca en la víspera de la fiesta grande de Pamplona.Vaya mezcla de temas que he preparado hoy 😁. Te he contado casi de todo, pero tranquilo, que te seguiré informando puntualmente de cada cosa.Tú disfruta del día y espérame en el cielo, vida mía. ¡Te quiero, papá!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s