El ‘Yellow Day’ entre nubes grises que augura de nuevo la tormenta

yellowday.jpg

¡Hola, papá! ¿Cómo sigue todo? Hoy es el Yellow Day. Para entendernos, el día amarillo. Y dicen los ‘expertos’ que el día más feliz del año. Tonterías. ¿Verdad?

Para unos será feliz y para otros será una jornada normal y corriente. El mío está transcurriendo normal. Como sigue sin hacer sol, tampoco añoro la piscina.

Está siendo un pre verano de lo más extraño. Y no sólo por tu ausencia. El tiempo, la gente… No sé, papá. Ya sabes que le doy muchas vueltas a todo. A veces me gustaría ser un cerebro plano, un ser que ni siente ni padece, pero me doy cuenta que al final sigo teniendo ese toque de espontaneidad, de locura, que a algunos les gusta y a otros les repatea.

Pero yo creo que ya a una edad va a ser complicado cambiar. Espero ansiosa el fin de semana. Salvo cambios de última hora, va a ser especial. Pero no te adelanto más porque sigo pensando que cuando cuentas tus planes antes de que estén confirmados, se acaban gafando.

No sabes lo que me desconcentra estar en mi habitación escribiendo este texto y escuchar la televisión a toda pastilla de Perfecto y Paz, que parece que hayan hecho un pacto con el diablo y siguen ahí perpetuos, con sus goteras, pero bastante bien.

Ya sabes que siempre que ando con el móvil, acabo encontrando algo que hace que me recuerde alguno de nuestros muchos e inolvidables momentos.

Seguro que si te digo ‘voy a matar un ratón’ te empiezas a reír sin parar. Pues justamente hace un rato que he visto al ‘valiente’ que grababa con su teléfono el momento de capturar al roedor. Él y su rollizo gato, encerrados los 3 en un diminuto cuarto de aseo. Lo veríamos otras cien veces y terminaríamos llorando y con agujetas de las carcajadas.

Pobre gato cuando lo pillan con la puerta en plena huida hacia un espacio más amplio. Y pobre ratón, que pasaba por allí y se encontró con aquel chaval que cuando lo vio correr subió aterrorizado al lavabo con las piernas temblorosas.

Bueno, cariño. Espero que este rato te haya reconfortado tanto como a mí. Cuídate mucho. ¡Te quiero papá!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s