El comecocos de cada día 13 con Froome ausente del Tour y canciones de ‘Parchís’


fromme

¡Hola, papá! ¿Qué tal estás? Yo dándole vueltas al coco. Realmente no sé si creo en el destino, pero desde luego hay cosas y personas que me hacen creer que sí, que algo hay.

Ya hace algún tiempo que hablamos de ciclismo. Y aunque no vi el Giro, pensaba ya en el Tour de Francia, que era cita ineludible en nuestro calendario estival.

Sabes que yo tenía mi favorito desde hace ya muchos años: Chris Froome. Pues ayer justamente se cayó, sufre fracturas múltiples y es la primera ausencia para participar en la ronda gala.

Nosotros disfrutábamos igual viendo etapas como el Tourmalet, independientemente de quien ganara, y cantando ‘Se va el caimán’ en recuerdo de Bernard Hinault, mi primer ídolo de adolescencia si no mal recuerdo.

Antes eran los ‘Parchís’, de los que justamente van a grabar ahora un documental para que los niños de aquella época hagamos un viaje en el tiempo a través de sus canciones y películas. Nunca nos perdimos una, porque tía Manoli siempre nos llevaba al cine.

Cine. Un lugar al que ya hace años que no voy porque en algún momento de mi existencia comencé a tener pánico a estar a oscuras entre cuatro paredes. Llegó un momento en el que si el argumento era intrascendente, todavía podía planteármelo, pero ahora no. Según te lo estoy contando me va faltando el aire.

De fondo suena ‘Shallow’, una canción que me encanta. Cierro los ojos… Una lágrima brota y la dejo que siga su recorrido por la mejilla y roce mis labios.

Hoy es día 13. Y hace seis meses a estas horas la euforia recorría mi cuerpo y mi alma, porque en 5 días te daban el alta del hospital. Pero el destino, cruel hasta la extenuación, nos tenía preparado un desenlace que no quiero volver a revivir en mi cabeza, aunque no es fácil.

Pasa buena tarde, cariño. ¡Te quiero, papá!

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s