Las luces que se encendían solas y la silla elevadora que nunca llegaste a utilizar


silla

¡Hola, papá! ¿Cómo ha empezado la semana? La mía tranquila, la verdad. Hoy tengo un dolor de cabeza que no me deja concentrarme en nada y el ibuprofeno me quita la molestia, pero me cae fatal al estómago. Así que no sé si es peor el remedio que la enfermedad. Sigue leyendo “Las luces que se encendían solas y la silla elevadora que nunca llegaste a utilizar”