La historia de amor de película que se hizo realidad en un verano inolvidable


chiclana
La playa de ‘La Barrosa’, testigo silencioso de una historia de amor mágica.

¡Hola, papá! ¿Qué tal estás? Por aquí todo bien, dentro de lo que cabe. Hoy es un día que recuerdo con especial cariño.

Aunque han pasado diez años, cada 5 de junio me acuerdo de mis penúltimas vacaciones en Chiclana. Ni yo misma pensaba que iban a ser tan mágicas.

Supongo que cuando leas esto te reirás, porque realmente pienso que tú sabías algo, pero preferías hacer como que no.

En esta ocasión fui con mamá. A ti te dejamos en casa de Rodríguez, que seguro que también lo agradeciste.

Por la mañana temprano cogí el coche y puse rumbo al que sigue siendo uno de los lugares más bonitos para disfrutar del sol, el mar y esos atardeceres que tanto nos gustaba compartir.

No sé por qué, aquel día llegué un poco mareada y me parecía que iba a tener una crisis de ansiedad. Así que simplemente dejamos todo en la habitación del resort con todo incluido y bajamos a cenar.

Todo daba vueltas a mi alrededor. No me encontraba nada bien. Sólo quería irme a la cama y que llegara el día siguiente. Pero antes de subir a la habitación, pasamos por la cafetería para tomar un cóctel.

Al girar mi cabeza hacia una de las esquinas, unos ojos captaron mi atención y pensé: “Qué chico tan guapo”. La cosa quedó ahí. Me fui a dormir y desperté mucho mejor.

Por la mañana ya empecé a disfrutar de mi playa de La Barrosa, de las olas, de los rayos de sol… De todo. Y llegó la hora de comer.

De nuevo apareció el misterioso chico y entonces deduje que formaba parte de la plantilla del hotel. Mi corazón empezaba a latir más fuerte cada vez que se cruzaba conmigo.

Y llegó la noche. Había un espectáculo de baile y allí estaba él. Yo lo veía desde un sitio discreto. Llevaba el ritmo en la sangre.

En uno de los descansos, se acercó a la barra a coger una botella de agua. Me sonrió. Le respondí con otra sonrisa y para mi sorpresa, se volvió y me dijo: “Me debes un baile”.

No tuve tiempo ni de pensar la respuesta. Me cogió de la mano y me sacó a la pista. Una gran aventura, dadas mis escasas dotes para la danza.

Desde ese momento se produjo una gran atracción entre los dos. Cuando terminó su jornada laboral, vino hasta la mesa donde estaba sentada y se presentó. Y ahí comenzaron dos semanas de pura diversión y mucha química.

Cuando llegó el día de volver a Salamanca, no quería ni imaginarlo, pero me esperabas tú, el hombre más importante de mi vida.

En septiembre te propuse que fueras conmigo de nuevo a Cádiz. En esos meses de distancia, no cesaron las llamadas y mensajes entre nosotros.

Cuando de nuevo llegué a recepción, y aunque pretendía sorprenderle, se adelantó. Estaba allí esperando.

Os presenté y rápidamente supo conquistarte con su amabilidad y simpatía.

Así pasaron otras dos semanas de momentos inolvidables. Tan inolvidables que aún se me pone sonrisa plateada de niña enamorada cuando te lo cuento.

Llegó el otoño. Él se tuvo que marchar a otro resort en Cabo Verde. Incluso me escribió postales desde allí.

El destino quiso que esta historia acabara con el año. Nunca más le volví a ver, pero él hizo realidad mi película favorita: ‘Dirty Dancing’. Él me hizo sentir muchas mariposas en el estómago y sacó todo lo mejor de mí.

Gracias, papá, por tantas historias que se acumulan en mi cabeza y que pude vivir a tu lado. ¡Te quiero!

Anuncios

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s