De cumpleaños con la exhuberante Marilyn Monroe y sus faldas y a lo loco

marilyn

¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Por lo que he leído, y si la eternidad es justa, hoy estarás de cumpleaños. Tu adorada Marilyn Monroe, la rubia con el lunar más famoso del universo y esas curvas que volvían locos a todos los hombres, hubiera cumplido 93 años.

Así que viendo cómo era, habrá preparado una gran fiesta, a la que espero que te haya invitado, lógicamente, pues eras uno de sus grandes admiradores. Y sabiendo lo que te gustaba la fiesta, últimamente más moderada, seguro que estás bailando con esa falta de coordinación en los pasos que hacía tan divertido verte en acción.

En el país sólo se habla de la muerte de un futbolista, José Antonio Reyes, que se ha matado en un accidente de tráfico con 35 años. Independientemente de que es una gran pérdida, es increíble ver que tiene cientos de miles de tuits y mensajes en las redes dedicados a su persona. Ya ves… por pegar patadas a un balón.

Y luego a la gente que os dedicáis a dejar al bello arte de la literatura, que pasáis horas y horas delante de un folio en blanco esperando a que llegue la inspiración, noches en vela con el ordenador y el bolígrafo…. tantos desvelos… y trabajando casi casi por vocación, y no os citan ni en una línea del periódico.

Menos mal que tú ya estabas de vuelta de todo y no te ha sorprendido. Ni a mí tampoco, la verdad. Me hubiera sorprendido lo contrario.

¡Ay, papá! Que suerte que me abriste los ojos en muchos aspectos de la vida, aunque en algunos todavía siga tropezando dos veces con  la misma piedra. En lo que sólo sean tropezones y pueda levantarme con más fuerza, no vamos mal. ¿Verdad? Yo sé que muchos se pensarán que se me ha ido la pinza, pero tú sabes de lo que te estoy hablando, porque estás siempre conmigo. Te siento.

Te cuento. Ayer vi una foto de Adriana, que lógicamente no voy a poner porque es menor de edad, pero que seguro que ya tienes guardada en tu memoria. Está muy guapa y mayor. Ya tiene cara de mujercita. Seguro que te ha encantado mirar sus pícaros ojos y su no menos pícara sonrisa.

En el Giro hoy han subido los Dolomitas, pero no sé decirte quién ha ganado. Ya debe de quedar una semana para que termine. Aquí también hay muchas caras nuevas y nombres que apenas me suenan. Y que ya no voy a aprender. ¡Qué pereza! De niña memorizaba los dorsales de todos los corredores en cada uno de los grandes premios.

Bueno, cariño, llega la hora de ir a pasear con mamá. Es sábado y hace un calor… Así que iremos a algún lugar donde haga fresco para pasar un rato tranquilas. Las calles de la ciudad están prácticamente vacías y no parece que vaya a haber mucho movimiento, porque esta noche se juega un partido de fútbol (creo que es la final de la Champions) de esos que arrastra masas. Nada más, mi amor. ¡Te quiero, papá!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s