Mañanitas de elecciones y de sol en la terraza vacía

terrazavacia

¡Hola, papá! ¿Qué tal estás? Ha amanecido un día de sol hermoso. Hermoso y con el cantar de los pájaros desde bien temprano. Hoy es día de elecciones, las segundas en un mes.

La ciudad respira tranquila. Ayer hubo partido de fútbol de esos que casi nadie se pierde (excepto tú y yo, que siempre huíamos en busca de un sitio sin televisión para poder charlar tranquilos de nuestras cosas.

Es mañana de domingo, y supongo que de resaca para muchos, que festejarían su alegría o ahogarían su pena en unas jarras de cerveza bien frías, como las que te gustaban a ti, o en copazos.

Salgo a la terraza y de nuevo me invade la nostalgia. Tu mesa, tus sillas, los toldos aún sin colocar, las cigüeñas sobrevolando el ‘palacete’, tus tiestos… Y el infernal ruido de las ambulancias que no cesa nunca.

Mayo apura sus días y junio ya está ahí. El mes en que festejabas tu segundo cumpleaños cada 17, cuando tuviste aquel fuerte accidente de tráfico en Simancas del que saliste ileso, por fortuna, el mes en que hubiéramos celebrado también que salimos victoriosos de un ictus que te dio la noche del 15 del año pasado.

En fin, mi vida, muchas cosas, muchísimas. ¡Te quiero, papá! No puedo escribir más hoy, porque ando justita de fuerzas otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s