La Plaza Mayor empieza a vestirse de gala para que tu recuerdo sea único y eterno


laplazamayor
Preparativos en la Plaza Mayor de Salamanca para la Feria Municipal del Libro, que se inaugura el sábado.

¡Hola, papá! Vaya día que llevo. Desde las ocho de la mañana que me levanté para ir a yoga hasta ahora no me he sentado. La verdad es que son días de mucho jaleo y demasiadas emociones.

Estoy escuchando ‘Mi refugio’, mientras te escribo. Me siento plenamente identificada con esa canción. Sobre todo con la frase que dice “que hemos crecido peleando y sin quererlo nos gustamos”. Verdad verdadera.

Estoy ultimando detalles para que tu figura esté muy presente en la Feria Municipal del Libro. He bajado a Víctor Jara a dejar un ‘collage’ con tu foto y tus libros, que colocarán en una de sus estanterías junto con los ejemplares del ‘Callejero Histórico Salamantino’ y ‘Aquella cigüeña tempranera’.

Me imagino ese momento y sé que va a ser tan bonito y tan especial…. Me pondré especialmente guapa para la ocasión y si el tiempo acompaña me volverá a vestir de rojo, con el vestido que me regalaste, porque para mí es un día de fiesta, de tu fiesta.

Me pintaré los labios color carmesí y, para variar, seguro que llego tarde y me echarás la bronca. No te preocupes. Cogeré algunos marca páginas y los pondré en tu despacho, junto con el resto de recuerdos que voy dejando sobre tu mesa, porque ese fue, es y será tu espacio siempre.

En mi cara se dibuja una sonrisa amplia. Ya sabes quién me la provoca. Me encantan sus conversaciones, su sentido del humor y esa chispa que cuando se junta con la mía hace que tiemblen todos los cimientos del edificio.

Me disperso con demasiada frecuencia a ratos y te estaba contando que en la Plaza Mayor ya se están instalando los puestos. Hoy el día está de tormenta. Hace bochorno y el poco sol que luce, pica demasiado, así que seguramente esta tarde haya que sacar el paraguas.

Pero el sábado espero que la Plaza Mayor esté a tope de gente, la mayoría de ellos de visita, pero bueno, lo importante es que esté llena y que en tu cara se dibuje una sonrisa de satisfacción y orgullo al ver que todo lo que llevo currando durante estos meses únicamente por ti va dando sus frutos.

Nada más por hoy, mi vida. ¡Te quiero, papá!

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s