Las 11 y 11, la hora en que se cumplían todos los deseos y tú sin saberlo

vecina

¡Hola, papá! Hoy es el Día de la Madre. Yo he empezado con las motos y he bajado a buscar el periódico (sólo lo compramos los domingos) y unos churros para desayunar, porque no hay tiempo para más celebraciones los días de carreras.

Sé que a tu manera harás felicitado a mamá. Pero lo que te quiero contar es que anoche curioseando en Instagram, encontré una frase que me llamó mucho la atención y que una vez más me recordó a ti.

La vecina rubia, un personaje que tiene miles de seguidores en todas las redes sociales, hablaba de las 11:11 como la hora más mágica del día.

Decía exactamente que si mirabas el reloj esa hora, pedías un deseo y se te cumplía. Y entonces recuerdo que tu hora exacta para levantarte.

De pequeñas y también de adolescentes, cuando nos quedábamos zanganeando en la cama, nos decías: “Arriba, que ya están puestas las calles”. Después eras tú el que le cogiste el gusto a la piltra y te encantaba despertarte tarde, tomarte tu Cola Cao con bizcochos y leer el periódico.

Te encantaba decirle a la gente que te levantabas a las 11, 11 y 11 segundos. Puede ver ahora mismo tu cara cuando lo decías. Rebosaba felicidad. Y así es como quiero recordarte, aunque a días no pueda.

Bueno, papá. Hoy también hace un día soleado, pero voy a ser más breve porque empiezan ya las carreras y Valentino sale 13 (no soy supersticiosa porque trae mala suerte). ¡Te quiero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s