El ‘esperante’ que cada noche aguarda la llegada de su amor

esperante.jpg

¡Hola, papá! ¿Qué tal estás? Hoy el día ha amanecido fresco y hay corriente en casa. Aunque el sol brilla en el cielo azul.

¿Sabes? El esperante sigue cada noche en el mismo sitio de siempre esperando a su chica y a su perro. Lo veo casi todos los días. A la misma hora, con la misma cara de aburrimiento y la misma paciencia.

Ahora ya no le controlo el tiempo exacto, pero seguro de los 40 minutos no baja. No ha cambiado su forma de vestir, su barba y su rictus de ‘enamorado’. Tú me entiendes.

La verdad es que cada vez que lo veo allí, al lado del portal, me pongo triste. Me da tanta pena que ya no podamos comentar juntos esos moto ‘maruja’ que tanto nos divertían.

En unos días arranca el Giro de Italia. Alejandro Valverde no correrá esta edición, aunque ya sabes que siempre voy con Froome. Pero hay que reconocer que el año pasado hizo una auténtica ‘machada’ cuando ganó el maillot multicolor.

Si estuvieras aquí, ahora mismo estaríamos mirando las fotos de cómo se ve un amanecer desde Marte. Te la pongo aquí por si acaso.

Bueno, mi estrella, espero que pases un buen día. Ponte calcetines y pide un plato de cuchara caliente. Yo me quedo con mis motos un ratito, que luego tengo tarea. Ya sabes que no paro.

¡Te quiero, papá!

Un comentario en “El ‘esperante’ que cada noche aguarda la llegada de su amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s